quarta-feira, 16 de dezembro de 2015

A OBRA DO PINTOR SURREALISTA MEXICANO RAÚL BARCELÓ CARREOLA

Raúl Barceló Carreola nace en el corazón de la ciudad de México, en la calle de López, un 25 de Julio de 1967, en el seno de una familia singular, de clase media, y con un fuerte cimiento en la cultura, es el quinto de seis hermanos.
Desde muy temprana edad desarrolla una notable habilidad para las artes plásticas, y gracias al apoyo de sus padres comienza un aprendizaje en las técnicas del dibujo, la pintura y la escultura, dentro de las escuelas de iniciación artísticas del I.N.B.A. Su padre, Roberto Barceló Barrera, intelectual nato, un hombre sumamente culto, y políglota, le fomenta, al igual que a sus otros cinco hijos, el habito de la buena lectura y el profundo amor y respeto por las artes. Así, Raúl Barceló, se sumerge en el estudio del conocimiento universal, interesándose en la filosofía, las ciencias, la música culta, y en la historia del arte. De forma paralela con sus estudios oficiales comienza una investigación personal sobre las artes visuales, misma que lo lleva a buscar sus propias respuestas sobre el mundo que envuelve este rubro, aplicando sus conceptos en el desarrollo de sus obras. Pero a la edad de 17 años, y debido a las revueltas estudiantiles de 1986, decide alejarse de la ciudad de México, dejando inconclusos sus estudios en la UNAM, en la carrera de Ciencias Políticas, también los de pintura en el INBA.
Con el apoyo de un buen amigo y su familia, se asienta en la ciudad de Zacatecas, dónde pretendía quedarse unos meses, sin saber que estos, se convertirían en varios años.
            Zacatecas es crucial en su formación y consolidación como artista plástico, pues es bajo la atmósfera de la “bizarra capital” que el maestro Barceló se maravilla con la majestuosidad del rococó de su catedral, del ritmo taciturno, pero hechizante de sus sinuosas calles y callejones, del hermoso embrujo de su centenaria cultura, y colores contrastantes, de su “cielo cruel y una tierra colorada” dijera López Velarde, acerca de su estado natal. De manera definitiva, la obra de artistas tan importantes para México, como Francisco Goitia, Rafael Coronel y Julio Ruelas, lo influirán para siempre, dejando a un lado su inclinación por la abstracción, y retomando de manera muy seria la pintura figurativa, donde el pintar a la mujer y al hombre en su eterna ansiedad por encontrar respuestas a su existir, lo inspiran y ocupan de manera absoluta.
A partir de este hallazgo en la obra de estos pintores zacatecanos, Raúl Barceló, también estudia con mayor ahínco a los grandes maestros del pasado, como Velázquez, Tiziano, Caravaggio, José de Ribera, Zurbarán, Goya, entre muchos otros clásicos, sin omitir a maestros del siglo XIX y XX como Egon Schiele, Gustav Klimt, Rodin, Bacon, Giacometti y Lucian Freud, Y también obra de artistas mexicanos, desde luego Frida Kahlo, Francisco Córzas, Rafael Cauduro, entre otros. VER MAIS

Sem comentários:

Enviar um comentário